DIRECTORIO

ORTOMOLECULAR NEWS

ORTOMOLECULAR NEWS LETTER
VOLUMEN I / I EPOCA

Director: Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
Noticias y Artículos de Dietética y Nutriología Ortomolecular y Antienvejecimiento para Profesionales de la Salud

INSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN

viernes, 22 de febrero de 2008

Científicos de Estados Unidos han trazado uno de los más detallados mapas a la fecha de nuestro pasado evolutivo

El hombre colonizó el mundo desde África

LONDRES, Reino Unido/DPA

El hombre conquistó la Tierra desde el sur de África, según concluyeron investigadores de la Universidad de Michigan tras comparar los genomas de 485 personas de todo el mundo.

El grupo de científicos encabezados por Noah Rosenberg informa en la revista británica Nature (volumen 451, página 998) que la secuencia de colonización fue: África, Cercano Oriente, Europa, Asia, islas del Pacífico y América.

Una vez que había sido conquistada una región, pequeños grupos se desplazaban a un nuevo continente, escribió Rosenberg. En este viaje, los emigrantes portaban pequeñas diferencias genéticas de sus antecesores y se las transmitían a su descendencia.

Trazan detallado mapa genético de la migración humana
- glocalia.com 21/02/2008 -

Londres, 21/02/08- El mapa más detallado hasta ahora sobre la evolución genética del hombre desde que salió de Africa reveló las diferencias en el ADN entre las distintas poblaciones del planeta, publicó la revista de referencia científica Nature.

Dos estudios de los que se hace eco la publicación siguieron el rastro genético de la dispersión humana y encontraron que las diversidades genéticas disminuyen en la medida en que se produce el proceso migratorio desde el sur de Africa.

Uno de los trabajos da a conocer que las personas de origen africano presentan una mayor variedad de mutaciones en el genoma, en comparación con los del Medio Oriente, y a su vez, estos experimentaron más cambios que los asiáticos y los europeos.

Entre los hombres que se trasladaron a las Américas a través del estrecho de Bering, las variaciones genéticas son aún menores, señalaron Noah Rosenberg, de la Universidad de Michigan, y Andrew Singleton, del Instituto Nacional de Sanidad en Maryland.

Para su estudio, los investigadores analizaron el ADN de 485 individuos de 29 poblaciones del planeta y hallaron 500 mil marcadores, lo que representa pocos cambios en el código genético.

La otra investigación, encabezada por Carlos Bustamente, de la Universidad de Cornell, tiene implicaciones en la medicina porque revela que los americanos descendientes de europeos presentan más cambios genéticos peligrosos que los africanos.

De acuerdo con ese estudio, los descendientes de europeos tuvieron lo que llamaron "un cuerpo de botella genético" hace entre 30 mil y 100 mil años.

Esa es la razón por la cual los cambios genéticos entre los europeos son menores y los cambios genéticos dañinos han pasado de una generación a otra.

Bustamante y su equipo siguieron la ruta de más de 10 mil genes, casi la mitad del genoma humano, en 20 estadounidenses de origen europeo e igual número de descendientes de africanos. (PL)


Dos estudios separados apuntalan la tesis
Confirman teoría "fuera de África"


Trazan un detallado mapa de la variación genética en 29 poblaciones distintas. Los grupos más alejados de la cuna de la humanidad son más homogéneos.
 
Un habitante de las montañas Pamir, en Tajikistán, en el centro de Asia. Foto: Especial
 
 
Hurgando en lo profundo del repositorio genético humano, científicos de Estados Unidos han trazado uno de los más detallados mapas a la fecha de nuestro pasado evolutivo.

Sus hallazgos se detallan en dos estudios publicados el miércoles en la revista británica Nature.

Un reporte revela que la diversidad genética humana decrece entre más se aleje uno de África, la cuna de la humanidad.

Las personas de ascendencia africana son más diversas genéticamente que las del Medio Oriente, a su vez más diversas que los asiáticos o los europeos, encontró el estudio.

Para cuando Homo sapiens emigró a las Américas a través del estrecho de Bering, la diversidad se había reducido todavía más.

La otra investigación muestra que los estadunidenses de ascendencia europea tienen más mutaciones potencialmente dañinas en su ADN que los afroamericanos, un hallazgo que pone fin a un largo debate.

Ahora está claro, dicen los investigadores, que todas las personas de ascendencia europea, y no sólo grupos geográficos aislados, experimentaron un "cuello de botella genético", probablemente hace entre 30 mil y 100 mil años, conforme una pequeña población fundadora emigró hacia la actual Europa.

Como resultado, el pool genético de Europa se vio restringido, y mutaciones del ADN posiblemente dañinas fueron transmitidas de generación en generación, en vez de ser erradicadas del genoma a través del proceso evolutivo de la selección natural.

Ambos reportes tienen implicaciones clave para comprender el origen genético de la enfermedad y por qué algunas poblaciones parecen correr más riesgo de ciertos desórdenes que otras.

En el primer estudio, un equipo de investigadores encabezado por Noah Rosenberg, de la Universidad de Michigan, y Andrew Singleton, de los Institutos Nacionales de Salud, analizó el ADN de 485 personas de 29 poblaciones distintas alrededor del mundo. Identificaron y compararon 500 mil marcadores de ADN en el genoma humano.

"Ahora que tenemos la tecnología para examinar miles, o incluso cientos de miles, de marcadores genéticos, podemos inferir las relaciones entre poblaciones y migraciones antiguas con un nivel de resolución más fina de lo que era posible anteriormente", dijo Rosenberg. "La diversidad se ha erosionado a través del proceso migratorio", dijo.

En el segundo estudio, Carlos Bustamante y sus colegas de la Universidad Cornell en Nueva York secuenciaron más de 10 mil genes (casi la mitad del genoma humano completo) en 20 estadunidenses con ancestros europeos y en 15 con ancestros africanos.

Hallaron 40 mil locaciones con variaciones de ADN en al menos un individuo, y casi la mitad de ellas eran capaces de alterar aminoácidos, lo cual significa que podrían tener efectos potencialmente importantes en la química del cuerpo.

La proporción de un subconjunto de variaciones "probablemente dañinas" en los segmentos analizados era de 12.1 por ciento para los afroamericanos y de 15.9 por ciento para los estadunidenses con antepasados europeos.

Investigaciones futuras deben revelar si otras poblaciones pasaron por un "cuello de botella" similar al alejarse más de África, dejando variantes deletéreas que persisten hoy día en el ADN.

"Los resultados de este estudio sugieren que todos portan en su genoma cientos de mutaciones que están alterando la estructura de las proteínas", dijo Bustamante.

"Pero a fin de correlacionarlas con la enfermedad es necesario comparar proteínas secuenciadas de individuos con y sin la enfermedad, a fin de correlacionarlas con mutaciones específicas".

Invasiones pequeñas

El estudio encabezado por Noah Rosenberg considera que la secuencia de colonización por grupos humanos siguió este orden: África, Cercano Oriente, Europa, Asia, islas del Pacífico y por último América, pues las poblaciones mostraron menos diversidad a medida que aumenta la distancia de África.

Una vez que se conquistaba una región, pequeños grupos se desplazaban en dirección a un nuevo continente, escribió Rosenberg. En este viaje, los emigrantes portaban pequeñas diferencias genéticas de sus antecesores y se las transmitían a su descendencia.

Así surgieron entre los continentes variaciones genéticas típicas. Análisis actuales detectan con alta precisión esas diferencias y se puede determinar el pasado genético de los diversos grupos y su origen.

Debido a que sólo emigraban unos pocos individuos, la colonización de una nueva región se comenzaba con una bagaje genético relativamente pequeño. Por este motivo, la diversidad genética en general se reduce cuanto mayor es la distancia a África, y con estos datos puede elaborarse en la actualidad un árbol genealógico.

Menos purificados

El estudio de Carlos Bustamante en Cornell halló más proporción de mutaciones riesgosas en gente de ascendencia europea que en la de ascendencia africana.

Joshua Akey, de la Universidad de Washington, dijo que el reporte muestra que la "selección purificadora" ha sido menos efectiva en los europeos.

Esta selección es como una criba que echa fuera las mutaciones nocivas. Si los europeos tienen más mutaciones es porque no hubo tiempo para que la selección las eliminara.
--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

VISITANTE NUMERO:

CONTADOR:
View My Stats

Tienda de complementos nutritivos