DIRECTORIO

ORTOMOLECULAR NEWS

ORTOMOLECULAR NEWS LETTER
VOLUMEN I / I EPOCA

Director: Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
Noticias y Artículos de Dietética y Nutriología Ortomolecular y Antienvejecimiento para Profesionales de la Salud

INSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN

sábado, 9 de febrero de 2008

“El sentido perdido” de equilibrio

Consejos para mantener un equilibrio adecuado
 
 

Martes | 15.01.2008

 
Por: Jane E. Brody
The New York Times News Service
 
 
MCT Direct
Scott McCredie es un escritor de temas de salud y ciencia con base en Seattle (EU), quien dice que "descubrió" lo que él denomina "el sentido perdido" de equilibrio tras ver, horrorizado, cómo tropezaba su padre, de 67 años de edad, desde una piedra y desaparecía durante una caminata por las cascadas.

Si bien su padre se lastimó poco más que su orgullo, McCredie quedó intrigado por qué pudiera haber ocasionado que este experimentado campista y atlético perdiera repentinamente el equilibrio.

Su exploración resultante, fundamentada en ciencia e historia, dio paso a un libro, Equilibrio: En busca del sentido perdido, publicado en junio pasado por la editorial Little, Brown.

MCT Direct
Luego de notar que cada año uno de cada tres estadounidenses de 65 años de edad o más cae, y que las caídas y sus consecuencias médicas, a veces desastrosas, se están volviendo más comunes a medida que la población estadounidense envejece, McCredie se pregunta por qué no se habla del equilibrio en círculos de bienestar con la misma frecuencia que del entrenamiento para fortalecer músculos, los aeróbicos o el estiramiento.

Él aprendió que el sentido del equilibrio empieza a degradarse cuando la gente ronda veintitantos años de edad y que es cuesta abajo -literal y figurativamente hablando- a partir de ahí, a menos que se apliquen medidas para conservar o restaurar esta delicada habilidad, de importancia crucial, para mantener el equilibrio.

El vértigo -que puede ser ocasionado por infecciones del oído interno, baja presión arterial, heridas cerebrales, ciertos medicamentos y algunas enfermedades crónicas- es la pérdida del equilibrio al extremo.

MCT Direct
Cualquiera que la haya experimentado -aunque solo después de girar en círculos- sabe cuán desorientador y peligroso puede ser. En verdad, sin el sentido del equilibrio, prácticamente todo lo demás en la vida se puede volver un obstáculo insuperable.

Una de las consecuencias normales del envejecimiento es la declinación constante en los tres principales contribuyentes sensoriales para el buen equilibrio: visión, proprioceptores en las plantas de los pies, que le comunican al cerebro información acerca de la posición, así como diminutos cabellos en los canales semicirculares del oído interno que repiten información sobre gravedad y movimiento al cerebro.

Si a eso se suma la pérdida de fuerza muscular y flexibilidad que típicamente acompañan al envejecimiento, entonces se tendrá una caída esperando a ocurrir en cualquier momento.

MCT Direct
Pero, si bien ciertas declinaciones con la edad son inevitables, terapeutas físicos y expertos en bienestar han demostrado repetidamente que buena parte del sentido del equilibrio se puede conservar e incluso restablecerlo mediante ejercicios. Estos ejercicios no requieren equipamiento o entrenamiento especial. Son tan simples como pararse en un solo pie mientras se cepilla los dientes o caminar "punta-talón", con un pie directamente frente al otro.

Pruebe su equilibrio

Marilyn Moffat y Carlo B. Lewis, terapeutas físicos en Nueva York y Washington, respectivamente, coinciden con McCredie en que "el equilibrio es un área de bienestar físico que a menudo se pasa por alto", pero ellos buscan corregirlo en su reciente libro, Bienestar que desafía la edad (Age-Defying Fitness, editorial Peachtree Publishers).

Definen el equilibrio como "la habilidad del propio cuerpo para mantener el equilibrio cuando está de pie, camina o lleva a cabo cualquier otra actividad cotidiana", como ponerse pantalones, caminar en terreno desigual o estirarse para alcanzar algo en una repisa.

MCT Direct
Moffat y Lewis sugieren que se debe empezar con una simple evaluación de su habilidad actual para mantener un buen equilibrio.

Con un mostrador o un mueble firme cerca de usted, por si necesitara sostenerse, lleve a cabo la siguiente prueba:

1. Párese derecho, usando calzado sin tacón, cerrado, con los brazos cruzados sobre el pecho. Levante una pierna y doble la rodilla aproximadamente a 45 grados, active su cronómetro y cierre los ojos.

2. Permanezca en una pierna, parando el reloj de inmediato si descruza los brazos, se inclina hacia los lados más de 45 grados, mueve la pierna sobre la que está parado o si toca el suelo con la pierna que había levantado.

3. Repita esta prueba con la otra pierna.

Ahora, compare su desempeño con las normas para diversas edades:
A- 20 a 49 años de edad: 24 a 28 segundos.
B- 50 a 59 años de edad: 21 segundos.
C- 60 a 69 años de edad: 10 segundos.
D- 70 a 79 años de edad: 4 segundos.
E- 80 años de edad o más: En su mayoría no pueden hacerlo.

MCT Direct
Si la persona es prudente, sin consideración a su edad, querrá esforzarse por alcanzar la norma de quienes son menores de 50 años.

Con el fin de incrementar la estabilidad y fortalecer las piernas, párese con las piernas abiertas a la altura de los hombros y extienda los brazos al frente.

Levante una pierna por atrás, doblando la rodilla en un ángulo de 45 grados. Sostenga esa posición durante cinco segundos o más, de ser posible.

Repita este ejercicio cinco veces. Después, cambie de pierna. A medida que vaya mejorando, intente pararse en una sola pierna, pero con los ojos cerrados.

Además, puede incorporar posiciones en un solo pie en rutinas diarias: mientras habla por teléfono, por ejemplo, cuando se cepilla los dientes, espera en una fila o un autobús, o mientras cocina y lava los platos.


--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

VISITANTE NUMERO:

CONTADOR:
View My Stats

Tienda de complementos nutritivos