DIRECTORIO

ORTOMOLECULAR NEWS

ORTOMOLECULAR NEWS LETTER
VOLUMEN I / I EPOCA

Director: Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
Noticias y Artículos de Dietética y Nutriología Ortomolecular y Antienvejecimiento para Profesionales de la Salud

INSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN

viernes, 2 de noviembre de 2007

La longevidad y el envejecimiento

La longevidad y el envejecimiento

La testosterona, además de sus efectos sobre el aparato genital masculino, se ha determinado muy efectiva en el retraso de enfermedades cardiovasculares y del síndrome metabólico.

03/11/2007 LUIS ÁNGEL Rioja Sanz
Edición impresa en PDF
Página 5 edición papel
Esta noticia pertenece a la edición en papel.
Biológicamente el envejecimiento es un proceso que se inicia al nacer y concluye con la muerte. La vejez es un estado derivado del mismo, con límites conocidos pero algo indefinidos, consecuentes con la longevidad que están disfrutando los habitantes de las sociedades occidentales, (y aisladamente algunos ciudadanos del tercer mundo). La esperanza de vida al comienzo del siglo XX era de 47 años, y al final del mismo 84, logro derivado del progreso y los avances sanitarios y médicos que disfrutamos en nuestro privilegiado espacio cultural y político europeo.
La senescencia es un concepto diferente. Vejez con patologías limitantes, física e intelectualmente, diferenciado del declinar armónico de las funciones y gozos biológicos, consustancial a las últimas décadas de la vida. Esta realidad, verificada epidemiológicamente, va acompañada de la disminución de natalidad experimentada en casi todos los países civilizados y que en España alcanza cifras preocupantes. Por ello, en estos momentos existen en España los mismos ciudadanos entre 0 y 15 años que con edad superior a los 65.
Y las estimaciones en la UE son de que en el horizonte del año 2025, el 40% de la población superará la barrera de los 65 años. Desde el punto de vista sociológico el escenario exige previsiones y medidas, que la sociedad y los políticos deben ir planteando en el terreno social y sus connotaciones económicas.
La semana pasada he tenido la oportunidad de asistir y participar en un Foro Europeo sobre Envejecimiento activo y saludable en la Fundación Europea de Yuste, en Extremadura, donde se jubiló uno de los poderosos de la tierra: el emperador Carlos V, padre de Felipe II.
Era una convocatoria ambiciosa, con médicos, sociólogos, economistas y algún político. Muy representada la urología europea y española, junto con cardiólogos, geriatras, ginecólogos, especialistas en medicina preventiva, endocrinos, bajo el tema ¿qué se puede hacer para dar vida a los años? Con más ambición que dar años a la vida.
EN ESTE MARCO científico y multidisciplinario se abarcaron con rigor tres desarrollos: análisis de los avances en las enfermedades que tienen más expresividad e incidencia en las últimas décadas de la vida en la mujer y en el varón; como se puede hacer la prevención de los mismos en el rigor de las evidencias científicas, de la importancia de los hábitos de vida, alimenticios, físicos, y profilácticos en corregir su frecuencia o intensidad. Y derivado de las dos anteriores cómo poder disfrutar y ofrecer a nuestros semejantes un envejecimiento activo y saludable, con la conservación más armónica de las funciones biológicas, y entre ellas las intelectuales del género humano, el único que tiene conciencia moral y diferencia el bien del mal, y a su vez disfruta de una esfera afectiva, con el desarrollo y disfrute de los sentimientos, por encima, junto con la razón, de los instintos de todos los seres vivos.
Además, el ser humano es también el único que tiene conciencia de ser mortal, y esta idea tan antigua como nuestra presencia en este mundo, va unida a los recientes descubrimientos de la genética molecular, identificando el gen responsable del envejecimiento y de la muerte en otros modelos animales, lo que abre en el futuro la posibilidad de la clonación de ese gen y su manipulación. ¿Inmortalidad?
Por todo ello, y mientras la ciencia abre nuevos caminos, es cierto que hay evidencias claras para seguir si deseamos individualmente disfrutar de un envejecimiento activo y saludable, en esta oportunidad de longevidad que nos ofrece la vida y la ciencia.
EN RELACIÓN con nuestros hábitos y los beneficios de la ciencia aplicada a la medicina y a la preservación de la salud y bienestar. Así, por ejemplo, la testosterona, además de sus efectos sobre el aparato genital masculino se ha determinado que tiene en la conservación de sus niveles armónicos en el declinar de la andropausia muchos efectos saludables, tanto como predictor de la mortalidad como es el retraso de enfermedades cardiovasculares, del síndrome metabólico, muy frecuente en edades avanzadas, en la conservación de funciones intelectuales, etc., que llevan a la concreción de la oportunidad de su medición y corrección terapéutica, mucho más allá que la de la función sexual.
Igualmente en la mujer, toda la cascada de fenómenos hormonales y biológicos que acaecen en y tras la menopausia pueden ser minorados. Se abre pues, científicamente, un gran horizonte de esperanza basado en los reconocimientos preventivos y la adopción de medidas claras para conservar en las últimas décadas de la vida un bienestar y actividad definidas.
En este escenario, la vuelta a la ciudad, nuestra Zaragoza de la Expo del 2008, muestra por un lado la sintonía entre Universidad, Facultad de Medicina y consejería de Sanidad, en los programas de cómo formar y preparar a los futuros médicos y sanitarios de acuerdo a las directrices de Bolonia, el Espacio Europeo de Educación Superior. ¿Todo felicidad? ¿El mundo de Huxley? Observé ayer el gesto apesadumbrado de Serveto en la puerta de mi y su hospital, contemplando La Romareda y su futuro.
¿Sólo eso? Quizá esté todavía impactado el gran aragonés con la noticia del posible traslado del campus universitario de la plaza San Francisco a Ranillas (Derecho, Filosofía, Ciencias) y, por qué no, también el Clínico, el Servet, Medicina, y con todo ese suelo recalificado construimos una futura ciudad saludable para nuestros hijos, nietos, que disfrutarán así de su longevidad y envejecimiento en todo su esplendor, entre moles de ladrillos. Seguiremos atentos a los proyectos bajo la libertad de conciencia servetiana.
Catedrático de Urología


AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado Saldana
Fundador y presidente.

VISITANTE NUMERO:

CONTADOR:
View My Stats

Tienda de complementos nutritivos