DIRECTORIO

ORTOMOLECULAR NEWS

ORTOMOLECULAR NEWS LETTER
VOLUMEN I / I EPOCA

Director: Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
Noticias y Artículos de Dietética y Nutriología Ortomolecular y Antienvejecimiento para Profesionales de la Salud

INSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN

domingo, 7 de octubre de 2007


Contrastes. El exceso de peso entre la población en California es notorio. (AP)
Preocupante el sobrepeso en California

Promueven el proyecto de ley SB120 para frenar lo que ya denominan crisis de obesidad

Araceli Martínez Ortega
Corresponsal de La Opinión

07 de octubre de 2007

SACRAMENTO.— Las cifras de las autoridades de salud son alarmantes: uno de cada tres niños latinos está obeso; 70% de los adultos latinos mayores de 21 años están excedidos de peso y de cada dos niños latinos que nacen en Estados Unidos, uno va a contraer diabetes.

En ese sentido, un primer paso para frenar la crisis de obesidad que sufre California y el dramático ascenso de este mal entre los latinos con toda la secuela de enfermedades del corazón, diabetes, derrames cerebrales y ciertos tipos de cáncer, es el proyecto de ley SB120 del senador demócrata de Los Ángeles Álex Padilla, quien ha recabado los datos sobre este mal.

La iniciativa obligaría a los restaurantes con más de 15 establecimientos a publicar la lista de calorías, grasas hidrógenas, grasas saturadas, carbohidratos y sodio que contiene cada uno de los platillos que aparecen en el menú.

"No es la solución completa al problema de la obesidad, pero al menos le estamos dando a la gente información de los alimentos que se venden en las grandes cadenas de restaurantes, para que puedan tomar decisiones", mencionó el asambleísta demócrata de Martínez, Mark DeSaulnier.

Una encuesta realizada por el Instituto Field mostró que 84% de los votantes registrados favorecen que se indique el contenido de nutrición de los platillos en el menú, incluyendo 78% de los republicanos y 89% de los demócratas.

"Cuando uno compra un carro, le dan a conocer cuántas millas ha recorrido el vehículo. ¿Por qué los consumidores no tenemos el derecho de saber qué estamos comprando cuando vamos a un negocio de comida rápida?", cuestionó el legislador.

Lupe Alonzo-Díaz, de la Coalición Latina por una California Saludable, explicó que para los latinos, una medida como la SB120 cobra especial relevancia porque generalmente "tenemos dos empleos y trabajamos más de 40 horas a la semana, lo cual nos obliga muchas veces a comprar en restaurantes de comida rápida".

"Entonces, dados los altos niveles de obesidad, diabetes y enfermedades del corazón que existen en nuestra comunidad y entre los afroamericanos, es indispensable que nuestra gente sepa qué come", detalló.

Glenna Crochet, médico y presidenta de la Conferencia de California de Funcionarios Locales de Salud, puntualizó que la crisis de obesidad se refleja en que casi 60% de la población del estado tiene sobrepeso.

La gordura le cuesta al sistema de salud de California 28,000 millones de dólares y más de 300 mil muertes al año, de acuerdo con datos oficiales.

La cardióloga Diane Sobkowicz, de la Asociación Americana del Corazón, enfatizó que el problema para la comunidad latina es que "tenemos demasiados gordos y, como no tenemos tiempo de ir al mercado para hacer la comida, estamos yendo a comprar la comida a McDonalds o Burger King porque es fácil y barata".

Agregó que la dieta de los latinos cambia mucho cuando llegan a este país, ya que en los países latinoamericanos se consumen más verduras y las personas tienen una vida más activa.

Alicia Sánchez, de la Sociedad Americana del Cáncer, destacó que hay una relación entre la obesidad y el cáncer. "Nosotros hemos estado haciendo una campaña para que la gente cuide las calorías que consume y haga ejercicio, pero si no tienen la información nutricional cuando van a un restaurante, no pueden hacer nada".

La Asociación de Restaurantes de California ha cabildeado fuertemente contra la medida SB120. A través de un comunicado expresaron que esta pieza legislativa representa una pesada carga para los restauranteros. Por otra parte, aseguran que no tendría consecuencias en los niveles de obesidad, mientras que abriría las puertas para demandas frívolas contra los restaurantes.

"La obesidad es un asunto muy complejo que tiene sus raíces en una selección individual de dieta, ejercicio, predisposición genética, influencias culturales y estatus socio-económico", señalan.

De entrar en vigor esta ley para el 1 de julio de 2009, los negocios que no cumplan podrían verse sujetos a multas no menores de 50 dólares y no mayores de 500 dólares.

El gobernador no ha dado indicaciones de que firmará o vetará la medida. Sin embargo, dado que aprobó una ley en el pasado que prohíbe los refrescos y la comida chatarra en las escuelas, los grupos a favor tienen esperanzas de que firme la SB120 para que la gente pueda escoger opciones saludables cuando va a comer a una cadena restaurantera.

VISITANTE NUMERO:

CONTADOR:
View My Stats

Tienda de complementos nutritivos