DIRECTORIO

ORTOMOLECULAR NEWS

ORTOMOLECULAR NEWS LETTER
VOLUMEN I / I EPOCA

Director: Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
Noticias y Artículos de Dietética y Nutriología Ortomolecular y Antienvejecimiento para Profesionales de la Salud

INSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN

jueves, 25 de octubre de 2007

El Presidente Calderón en la Ceremonia Conmemorativa del Día del Médico 2007

Sala de Prensa / Presidencia de la Republica
El Presidente Calderón en la Ceremonia Conmemorativa del Día del Médico 2007
Miércoles, 24 de Octubre | Discurso
Salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial.
 
 
 
 
Muy buenas tardes a todos ustedes.
Muy estimado doctor Jesús Kumate Rodríguez, ganador del Reconocimiento al Mérito Médico 2007.
Señoras y señores legisladores.
Senador Ernesto Saro, Presidente de la Comisión de Salud del Senado de la República.
Diputado Éctor Jaime Ramírez, Presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados.
Distinguidos miembros del presídium, amigas y amigos médicos de todo el país que nos acompañan, señoras y señores:
Es un motivo de gran satisfacción el recibirlos en Los Pinos, en esta casa que es de todas las mexicanas, de todos los mexicanos para festejar con ustedes el Día del Médico e independientemente de que prometemos la próxima vez seremos más precisos en la fecha, por unas cuantas horas.
Pero, quiero compartirles varias cosas, en primer lugar porque estoy, ya lo diré más adelante, pero muy emocionado por el discurso del doctor Kumate, que en pocas palabras expresa lo que es un hombre sabio y que conoce bien su materia y que ama entrañablemente al país.
En segundo porque yo tengo la fortuna de haber crecido en un ambiente impregnado por médicos, un hermano de mi padre, muy querido, el doctor Fernando Calderón, que fue director del Hospital Civil allá en Morelia y muy querido en el medio, nos mantuvo muy cerca de la profesión que amaba.
Tenía un apodo, le decían "El Píldoro" y era tan famoso que se transmitía a toda la familia y mi padre heredó el apodo aunque abreviado nada más para "El Pildo".
Y tengo un hermano médico del Seguro Social, que como muchos médicos tardó como 12 años en que le dieran su base, y de hecho mi madre quiso estudiar medicina allá en su juventud y pues los prejuicios de la época contra las mujeres y las presiones sociales no se le permitieron, estudió comercio.
Y luego desde muy chico siempre me dijo que yo iba a ser doctor, lo cual le creí, pero bueno finalmente pues le fallamos, espero no haberla decepcionado, pero crecí en un ambiente de admiración por esta profesión, que por cierto es de la más queridas y admiradas por los mexicanos.
Mi casa, la casa de todos ustedes, estaba a dos cuadras de la Facultad de Medicina, ahí en el Bosque Cuauhtémoc y durante algún tiempo, incluso, en mi casa hubo estudiantes del interior del estado que vivían y se abonaban ahí.
Y en fin, crecí con esa percepción y admiración diría yo por la profesión de todos ustedes.
Así que, pues envío un saludo a todos los doctores, a las doctoras del país, porque además sé que su carrera es muy exigente, demandante, que tienen que estudiar los años de la carrera, luego los internados y los servicios sociales y las especialidades, y ya que terminan de estudiar se jubilan.
Entonces, es nuevamente admirable toda esta trayectoria.
Y, además, porque he visto a médicos, a mujeres, a hombres que con una gran voluntad de servicio verdaderamente transforman las comunidades donde sirven, que son la guía de las comunidades rurales donde trabajan.
Y me ha tocado conocer a médicos, créanme que muchos de los mejores servidores públicos que me ha tocado ver, alcaldes por decirlo, de pueblos pequeñitos, de ciudades, luego terminan siendo también doctores.
Yo les digo que son médicos que diagnostican bien las dolencias y los problemas de su pueblo y afortunadamente las resuelven.
 
 
Entonces, a quienes dan consultas en zonas populares, a quienes entregan su tiempo, a quienes en medio de las terribles condiciones de infraestructura con las que todavía contamos en México, decía el doctor Kumate que en 1955 ó 43, primero había una cama por cada 500 pacientes en su hospital; hoy tenemos menos, tenemos como menos de una cama, 0.83 para ser exactos, camas por cada mil pacientes en México, entonces, a pesar de esas condiciones adversas hacen este gran servicio al país.
Los felicito a los investigadores, a los especialistas, médicos mexicanos entre los más reconocidos del mundo y que cada día se esfuerzan por construir un país más sano.
México ha sido cuna de grandes doctores, como Gustavo Baz, Ignacio Chávez, Salvador Zubirán, Alfonso Pruneda, Luis Sánchez Bulnes, Maximiliano Ruiz Castañeda; nos decían de Gómez Farías, Presidente de la República, en fin; por mencionar algunos de los que han puesto muy en alto a la medicina y han forjado a nuestras instituciones de salud.
También me ha sido muy grato entregar el reconocimiento al Mérito Médico a un gran mexicano, como es el doctor Jesús Kumate.
A lo largo de más de medio siglo de trabajo y de esfuerzo, se ha convertido en un modelo a seguir como médico, como hombre dedicado al avance del conocimiento y como servidor público por excelencia.
La primera vez que oí hablar yo del doctor Kumate fue en 1988, probablemente cuando Manuel Clouthier, el Maquío, en su candidatura a la Presidencia de la República, había dicho que si él llegaba a la Presidencia pondría, nombró una serie de personajes para su gabinete, unos más memorables que otros, pero dijo que quien sería su Secretario de Salud sería el doctor Kumate, y me llamó mucho la atención.
Y tiempo después, cuando supe, supimos que el doctor Kumate fue nombrado Secretario de Salud, me admiré de la sabiduría y de la vocación de servicio de este hombre, de sus conceptos, que hoy nos ha regalado con una gran amplitud, claridad de pensamiento y generosidad de alma, como ha desempeñado su labor a lo largo de su vida.
El trabajo del doctor Kumate ha sido fundamental para el éxito de programas públicos de salud tan importantes como las campañas de vacunación contra la poliomielitis o de prevención de la deshidratación por diarrea infantil.
Todas las enfermedades que, hoy gracias a gente como el doctor Kumate y otros profesionales de la medicina y del servicio público, México ha podido erradicar, gracias a perseverantes campañas de vacunación y, desde luego, a un aumento constante en la calidad y la amplitud de los servicios.
La contribución del doctor a la investigación pediátrica, su labor al frente de hospitales y dependencias públicas han sido también claves para disminuir la mortalidad entre la niñez.
Hoy, con la entrega del reconocimiento al mérito médico, México le dice una vez más muchísimas gracias doctor Kumate, por lo que usted ha hecho por todos los mexicanos.
También me ha dado mucho gusto entregar por primera vez el Reconocimiento al Desempeño Médico a los mejores doctores de cada uno de los estados de la República, estoy seguro el tío Fernando, si hubiera habido este reconocimiento en su tiempo se hubiera sacado alguno.
A este acto se suma la entrega de estímulos económicos a dos mil 200 doctores destacados en todo el país.
Felicito también, sinceramente, a los ganadores de este reconocimiento, pues sé que para elegirlos, no sólo se tomó en cuenta su desempeño, si no también la opinión de sus colegas, sobre todo el cariño y agradecimiento de sus pacientes, sin duda, esto es lo que los hace médicos de excelencia.
Nuestro país requiere de más médicos como ustedes para garantizar la salud de todos los mexicanos, en este complejo momento caracterizado por la transición epidemiológica del país.
Como ustedes saben y como lo ha dicho el doctor Kumate, hoy seguimos padeciendo algunas enfermedades características de los países en vías de desarrollo como la desnutrición, las enfermedades infecciosas, las diarreas y al mismo tiempo tenemos que lidiar padecimientos típicos de los países desarrollados como el cáncer, la diabetes, la obesidad o las enfermedades del corazón.
Esto implica nuevos retos y sobre todo mucho mayores recursos que los que se requerían para enfrentar las enfermedades tradicionales y para superarlos estamos fortaleciendo las políticas públicas con el fin de que todos los mexicanos cuenten con atención médica de calidad.
 
Estamos guiando nuestras acciones conforme a cinco ejes que están detallados en el Programa Nacional de Salud.
 
 
El primero es mejorar las condiciones de salud de la población y para esto algo muy importante es la prevención, esta es la razón de ser, por ejemplo, de acciones como las de Semanas de Salud, que acabamos de tener la tercera, la semana pasada.
O el lanzamiento, por ejemplo, reciente de, y el comercial, si lo quieren tomar así, de la harina fortificada de maíz, Mi Masa, es una harina que distribuye DICONSA, pero que está en venta para todo el público, que proporciona a la población más vulnerable, a precios más bajos del mercado, a través del producto de mayor consumo nacional como es la tortilla, le proporciona a las mujeres y a los niños ácido fólico, hierro, vitaminas, minerales, en fin, para promover su mejor nutrición.
 
Además, como he dicho en otras oportunidades necesitamos generar una cultura de la salud, tenemos que cambiar los malos hábitos alimenticios, así se promuevan con un gran despliegue de recursos mediáticos e impulsar la práctica del deporte entre los mexicanos y la práctica masiva y regular del deporte.
En esta labor, amigas y amigos médicos de todo el país, todos tenemos una responsabilidad fundamental para educar a la población sobre la mejor forma de prevenir padecimientos, llevar una vida más sana y estoy seguro que mucho más feliz.
El segundo eje es reducir las desigualdades en los servicios de salud, beneficiando a las comunidades marginadas y grupos vulnerables. Estamos haciendo en el Gobierno un esfuerzo por focalizar, precisamente, a quienes menos oportunidades tienen de acceso a la salud el apoyo del Gobierno.
Una política pública enfocada a este propósito es, por ejemplo, las Caravanas de la Salud, que llevan atención médica a las comunidades más marginadas del país, a las más remotas, a las que no tienen clínicas, a las que están más incomunicadas y les cuesta mucho trabajo llegar al centro de salud más cercano.
Y a través de esas Caravanas además se ejerce una labor de prevención, de prevención de cáncer cérvico-uterino, de cáncer mamario, se ejerce una labor además de atención médica dental o bien el Programa Oportunidades, diseñado desde hace varios años, pero que ha sido eficaz porque vincula el apoyo económico a los cinco millones de familias más pobres del país con una cita regular con el servicio médico.
Un tercer eje de salud es brindar de servicios de salud eficientes, con calidad, con calidez, con seguridad para los pacientes, por eso, por eso vamos a seguir reforzando la inversión en infraestructura hospitalaria.
El Gobierno ha propuesto para el año 2008 recursos adicionales a este sector que se han obtenido gracias a la Reforma Hacendaria por los que menos tienen.
De ellos vamos a destinar casi tres mil 600 millones a la ampliación y mejora de nuestra infraestructura hospitalaria de la Secretaría de Salud más de cuatro mil millones de pesos adicionales para reforzar la infraestructura del Seguro Social, del IMSS y esto, además del incremento que ya se mencionó aquí, de más del 16 por ciento del presupuesto para la Secretaría de Salud, para el Presupuesto de Egresos 2008.
Esto significaría, amigas y amigos médicos, que de aprobarse el presupuesto que he presentado al Congreso, entre 2006, el año pasado y este presupuesto que viene para el 2008, el Presupuesto de la Secretaría de Salud habrá aumentado en un 38 por ciento: de 82 mil millones de pesos a 113 mil millones de pesos.
Estamos decididos a elevar la calidad de la atención en los hospitales y clínicas del país, y para lograrlo necesitamos sumar esfuerzos de toda la sociedad.
Por eso me da muchísimo gusto que hoy se haya firmado el compromiso por la transparencia en la relación entre los médicos e instituciones de atención a la salud y la industria farmacéutica; elevar la calidad en la atención a los mexicanos, requiere un compromiso, no sólo del Gobierno, sino de la sociedad civil de los sectores productivos y me alegra mucho el convenio por la transparencia firmado el día de hoy.
 
 
Qué es lo que establece este compromiso.
Establece criterios éticos para que la relación entre las empresas farmacéuticas y los médicos redunde en una mayor y mejor información, una mayor salud y un mayor bienestar para los pacientes.
Un cuarto eje consiste en evitar el empobrecimiento de la población por motivos de salud mediante el aseguramiento médico universal.
Me alegra mucho el comentario del doctor Kumate en un tema que él ha insistido mucho que es, precisamente, la atención a los más débiles y a los más desprotegidos que son los niños, los recién nacidos.
Parte del objetivo de mi Gobierno con los Compromisos del Milenio asumidos por el país, pero no sólo con ellos, sino con una sociedad más justa a la que aspiramos es precisamente reducir la mortalidad o morbilidad materno-infantil, con políticas públicas que se enfoquen específicamente a ese sector vulnerable y, a la vez, que nos permita, en el mediano plazo, llegar a una meta a la que todos aspiramos, que es tener cobertura universal de salud, todos los servicios para todos los mexicanos.
Por eso como lo ha comentado el doctor, estamos dando los primeros pasos en esa dirección, al garantizar que cada recién nacido tenga un seguro médico eficaz.
Por eso pusimos en marcha el Seguro Médico para una Nueva Generación, que en estos primeros meses de aplicación, además de los niños que tienen ya atención médica por estar en el Seguro Social, por estar en el ISSSTE, o en las instituciones militares de salud, o en los servicios privados también, fuera de ese universo ya cubierto, a través de este mecanismo del Seguro Médico para una Nueva Generación, son ya más de 600 mil los recién nacidos que se han incorporado a este seguro, y no sólo ellos, sino también sus familias.
Por su parte, el Seguro Popular ha pasado de más de cinco millones de familias beneficiarias en enero de este año, a seis millones 650 mil familias al día de hoy.
También aquí estamos apretando el paso, es decir, de aprobarse el presupuesto que he presentado, el Seguro Popular pasará de contar con 17 mil millones de pesos el año pasado, a 37 mil millones de pesos el año que entra, es decir, un aumento de más de 100 por ciento para atender a la población no cubierta tradicionalmente con la seguridad social.
El quinto eje es promover la salud como estrategia para superar la pobreza e impulsar la igualdad de oportunidades.
Por medio del Programa Cien por Cien, nos hemos propuesto llevar servicios de salud a las regiones más aisladas del país, y no sólo servicios de salud, también infraestructura básica para evitar enfermedades.
Por ejemplo, las políticas de piso firme que está poniendo en práctica el Gobierno, que busca que en todas las viviendas de esos municipios más marginados no haya pisos de tierra, para prevenir enfermedades gastrointestinales o respiratorias, o bien que se limpien las casas para evitar precisamente la presencia de enfermedades transmitidas por insectos, por moscos a través de utensilios, jarros, en fin, y además reducir en un 20 por ciento la desnutrición en menores de cinco años en esos 100 municipios más pobres del país.
Amigas y amigos, doctor Kumate, amigos todos:
Hoy, 24 de octubre, también celebramos un aniversario más de la Organización de las Naciones Unidas por historia y por convicción, México ha sido fundador de la ONU y ha coadyuvado activamente con su diplomacia para fortalecer sus tareas.
En este Siglo XXI, México reconoce a las Naciones Unidas como institución vital para forjar un mundo donde impere la paz, la solución pacífica de los conflictos internacionales, el respeto a la soberanía y a la autodeterminación de cada Nación, la igualdad jurídica entre los estados y la cooperación para el desarrollo.
De manera muy especial esta organización ha desempeñado un papel de primer orden para promover la salud en el mundo, precisamente, entre las ocho metas de Desarrollo del Milenio que la ONU estableció a escala global para 2015, está la de reducir la mortalidad materno-infantil, la mortalidad infantil en el Plan Nacional de Desarrollo y en el Programa Nacional de Salud, que también presentamos este mes.
Hay no sólo criterios generales, sino metas objetivas, números concretos con los cuales estamos comprometidos en esta y otras tareas, mejorar la salud materna, combatir el VIH-Sida y otras enfermedades.
Para avanzar en el logro de estas y otras metas, es necesario que todos redoblemos esfuerzos.
Yo los invito a seguir cumpliendo con la alta responsabilidad social y personal que conlleva la práctica de la medicina, noble profesión que como señaló Edmund Pellegrino, es la más humana de las ciencias y la más científica de las humanidades.
Sé que como médicos de excelencia que son ustedes podremos construir ese México más sano, ese México más justo que anhelamos y que merecen las generaciones que vienen.
Muchas gracias y muchas felicidades a todos, enhorabuena.
 
Última modificación:
Miércoles, 24 de Octubre a las 20:18 por José Antonio Monterrosas Figueiras.


AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado Saldana
Fundador y presidente.

VISITANTE NUMERO:

CONTADOR:
View My Stats

Tienda de complementos nutritivos